Skip to content

Anambela en Venecia

julio 5, 2012

Hace ya 10 años que hice, junto con mis compañeras Gaby y Cecilia, un maravilloso viaje a algunos lugares de Europa. Hoy ante la invitación a recordar algún poema, imagen, lugar o anécdota de viaje que me hubiera gustado mucho, ha venido a mi mente ese viaje y especialmente mi visita a Venecia, a la que siempre quise conocer. Este deseo de conocerla se fue engrosando, primero, durante mi adolescencia, a través de lecturas, películas y las conversaciones con mis hermanos que me narraron sus viajes y anécdotas. Después como uno de los planes acariciados que no pude realizar con mi difunto esposo. Antes de conocerlo, tuve un novio a quien terminé por incompatibilidad en las visiones de vida. Varios años después de quedar viuda, nos volvimos a encontrar y al ponernos al tanto de nuestras vidas desde que nos despedimos, me contó que al poco tiempo de separarnos se fue de viaje a Europa sintiéndose muy mal y enojado por el rompimiento, pero al llegar a Venecia decidió que no más duelo e hizo un ejercicio mental en el que, aprovechando las aguas de la bella ciudad, me ahogó a mí y a su dolor de una sola vez. Ahora sólo lo recuerda cuando escucha “Venecia sin ti”. Nos reímos mucho al recordarlo 30 años después, pero este detalle aumentó las razones para ir a Venecia, es decir, ir a visitar mi lugar de reposo virtual.

La visita a esta ciudad no estaba programada en nuestro itinerario, aunque parezca extraño después de lo que he dicho, pero yo convencí a Cecilia para que fuéramos en los días que nos quedaban después de visitar España, Grecia, y algunas partes de Italia. Fue realmente una aventura, pues no teníamos hotel ¡en pleno verano! Compramos boletos de tren y nos fuimos. Llegamos en un atardecer recién llovido que le dio cierto encanto mágico al paisaje. Al bajarnos del tren se nos acercaron varios individuos ofreciendo hotel y no sé cómo, le creímos a uno de ellos que nos ofreció hospedaje para las dos por $50 dólares (que estaban a 10 pesos). Cuando bajamos del “vaporeto” y comenzamos a caminar por unas callecitas angostitas y oscuras, empezamos a preocuparnos por nuestra seguridad, pero seguimos. Al fin llegamos a una casa con una gran escalera, que recuerdo porque tuvimos que subir a las bestias, como bautizamos a las maletas. Al llegar arriba nos encontramos con una casa muy bien acondicionada y atendida por una familia muy amable; el cuarto limpio, suficiente y con baño nuevo al que no le faltaba nada.

A partir de ahí nos dedicamos a recorrer la maravillosa ciudad hasta que se nos acabó el tiempo. Vimos con ojos asombrados los rincones, los palacios, los puentes y el agua, persistentemente el agua formando un escenario único y extraordinario. Ahora puedo decir que cumplí mi deseo, pero la realidad superó mi imaginación pues encontré un lugar único al que espero poder volver pronto.

Para aquellos que les gustaría ver o recordar, como a mí, imágenes, música, arte e historia de Venecia, les presento los siguientes links. Espero que los disfruten.

Sobre la historia:

http://www.venecia.es/arquitectura-y-arte/la-historia-de-venecia.htm

 Imágenes de Venecia:

http://www.google.com.mx/search?q=venecia+italia&hl=es-419&prmd=imvns&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=DXf0T82vG-nM2gWYifzwBg&ved=0CF8QsAQ&biw=987&bih=460

 Venecia la ciudad de los canales, video:

 Sobre la música:

http://guias-viajar.com/italia/venecia/videos-conciertos-musica-clasica-interpreti-veneziani/

http://www.youtube.com/watch?v=RcX6WxBqolA

Anuncios

From → Uncategorized

5 comentarios
  1. Que linda narración… no tengo el gusto de conocer este lugar, pero sin duda surge el interés por visitarlo y crear una hermosa experiencia para contar.

  2. maría permalink

    dicen que recordar es volver a vivir. increíble que ya pasaron 10 años. qué padre que pudiste hacer este viaje y nos hiciste conocer un poquito de las europas

  3. Refugio Coronado permalink

    Tu relato me llevó a caminar contigo recordando este hermosísimo espacio lleno de historias, paisajes, poesía y música. Gracias por el viaje
    Cuquis

  4. Lorelí permalink

    Tu lugar de reposo virtual… 🙂 Qué encuentro con tu ex y con esa ciudad, me gustó el video, me ayudó a trasportarme para allá con la imaginación y las imágenes. Justo un amigo, profesor de ITESO anda por las Europas. Espero algún día conocer. Gracias por compartirnos esta disfrutable narración.
    Lorelí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: